Enfermedad de Parkinson

Los síntomas parkinsónicos, principalmente el temblor y la bradicinesia, pará-lisis supranuclear progresiva, degeneración corticobasal, demencia frontotemporal y demencia por cuerpos de Lewy, se observan en 15% de las personas ancianas y casi en 50% de los mayores de 80 años. La enfermedad de Parkinson es la causa más frecuente de síntomas parkinsónicos. (Chávez, Ontiveros & Carrillo, 2013)

En los países industrializados, la enfermedad de Parkinson segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente, afecta a 1% de la población mayor de 55 años y a 3% de la mayor de 70 años. La edad promedio de inicio son los 60 años de edad; el 80% de los casos desarrollan esta enfermedad entre los 40 y los 70 años; sólo un 5% presenta síntomas antes de los 40 años. (Chávez, Ontiveros & Carrillo, 2013)

La OMS considera que 40 millones de personas padecen la enfermedad, de los cuales el 30% no está diagnosticado.

Cuadro clínico

Chávez, Ontiveros & Carrillo, (2013), describen la enfermedad de Parkinson como una afección crónica y progresiva, que pertenece al grupo de trastornos del movimiento. Sus síntomas claves son:

  1. Temblor en las manos, los brazos, las piernas o el maxilar inferior.
  2. Rigidez de las extremidades y el tronco
  3. Lentitud en los movimientos
  4. Alteración del equilibro y/o inestabilidad postural
  5. Alteraciones en la marcha

Los pacientes también presentan alteraciones cognitivas, mentales y de la conducta. También se observan alteraciones vegetativas como sialorrea, constipación y seborrea. (Chávez, Ontiveros & Carrillo, 2013)

El 20% de los pacientes con enfermedad de Parkinson presentan una sintomatología inicial que no es de tipo motor; estos síntomas consisten en fatiga, molestias musculo-esqueléticas y depresión. Muchos pacientes pasan de cuatro a ocho años con esta sintomatología, antes de tener síntomas motores. (Chávez, Ontiveros & Carrillo, 2013)

Es común encontrar alteraciones emocionales, conductuales o ambas. Existe una prevalencia de depresión en un 40% de pacientes con Parkinson. Los más frecuentes son la distimia y depresión mayor, que suelen presentarse años previos a al inicio de los síntomas motores. (Arango, Fernández & Ardilla, 2003)

La prevalencia de demencia en pacientes con Parkinson es del 15% al 30%; la demencia aumenta las alteraciones cognitivas de la enfermedad; personas con esta característica presentan lentitud de los procesos cognitivos y déficits mnemónicos, prefrontales y visoespaciales. El déficit más común es la fluencia verbal fonética y semántica. (Arango, Fernández & Ardilla, 2003)

Para Arango, Fernández y Ardilla, (2003), los factores de riesgo para la demencia son: edad avanzada, gravedad de la sintomatología motora, gravedad en la bradicinesia y rigidez.

 

Referencias

Arango, J., Fernández, S. & Ardila, A. (2003). Las demencias: aspectos clínicos, neuropsicológicos y tratamiento. [En línea]. España: Manual Moderno.

Chávez-León, E., Ontiveros-Uribe, M. & Carrillo-Ruiz, J. (Julio-agosto 2013). La enfermedad de Parkinson: neurología para psiquiatras. En Salud Mental, vol. 36, núm. 4, pp. 315-324